viernes, 29 de noviembre de 2013

The Burger Lobby


Os pongo en situación: típica tarde de frío, en la que casi llorando porque te vas a saltar la dieta, reconoces y te haces consciente de que vas a comer comida contundente, pero que desde luego no te apetece cocinar en absoluto. No sé vosotros, pero yo llamaría a la típica pizzería de envío a domicilio o me acercaría en un momento a la cadena de hamburguesas de turno a ponerme fina. Yo no dudo de la calidad de estos sitios, pero os propongo una opción con más variedad y con la posibilidad de decidir exactamente cómo quieres que sea tu hamburguesa: The burger lobby.

 

Todo listo para comer


 
Ya había cenado otras veces en este restaurante, pero nunca me había llevado la comida a casa, lo que recomiendo 100% después de que el domingo tuviéramos uno de esos ratos de crisis que os decía al principio. Lo que más me gusta en The Burger Lobby es que tú eliges el tipo de carne (buey o ternera), el tipo de pan (mollete, clásico o de cereales), el tamaño de la hamburguesa (S, M, L) y el acompañamiento (patatas fritas, patatas asadas o verduras a la plancha), además de otros complementos como setas, queso de cabra, guacamole, huevos de codorniz, salsas o espinacas.



Las cajitas donde vienen las hamburguesas
 
 

Ésta llevaba queso de cabra

 

¡Mi hamburguesa!
 
 

Las patatas asadas deliciosas
 

 
Pero su carta no queda sólo aquí, además podéis disfrutar de excelentes platos para compartir, ensaladas, sándwich y unos postres para chuparse los dedos, no dejéis de probar la tarta de oreo, deliciosa.


 
Para los que os animéis este fin de semana tenéis varias opciones: Boadilla, Pozuelo, Méndez Álvaro, San Sebastián de los Reyes, Plaza Castilla y Calle Barquillo. ¿Y el precio? creedme si os digo que este sitio es muy barato y comes genial.
 


Y vosotros, ¿conocíais The Burger Lobby?, ¿conocéis otras hamburgueserías de este tipo?.
 
 
Hasta pronto, ¡no dejéis de sonreír!.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Viajar a Marrakech


9 de septiembre de 2010, avión con destino Marrakech, avería y tres horas de más metidos en la cabina sin poder despegar y con un calor horroroso porque no ponían el aire acondicionado, eso sí, con botellas de agua cortesía de la compañía, ¡qué detalle!. La situación provocó que al final termináramos hablando con el resto de pasajeros, y que gracias a ello termináramos conociendo a Mohamed (transatlas-sahara), un chico marroquí que nos habló de su maravilloso país y de las mejores formas de visitarlo.



TransAtlas-Sahara


 
Marrakech es una ciudad que me encanta, no sólo por su cultura, por el color del atardecer, por su maravillosa gente, el sonido de la llamada a la oración y una lista interminable de razones, sino que también me gusta por las cosas que en el ámbito personal he vivido allí. Pero os aseguro que después de reencontrarnos casualmente días después de nuestra aventura en el avión con Mohammed en la Plaza de Yamaa el Fna acabé adorando este país africano. Actualmente tenemos contacto con él, nos hemos visto en sus viajes a Madrid y nos ha organizado viajes a Marruecos de familia y amigos.



TransAtlas-Sahara
 
 
 
Os recomiendo encarecidamente que visitéis su pagina y que si tenéis pensado viajar a Marruecos próximamente recurráis a él, ya que organiza viajes por todo el país con numerosas opciones: aventura, rutas en 4x4, visitas a pueblos abandonados o estancias en el desierto. Él os proporciona la estancia en un riad (típica casa marroquí) que en ocasiones hasta tiene piscina y suele estar el desayuno incluido, que siempre es delicioso y abundante. Y lo que es mejor, se puede personalizar el viaje en función de nuestros gustos y necesidades, añadiendo una ruta con guía, una visita a un pueblo costero, una agradable tarde en un hamman, una cena en el lugar donde se rodó la película Casablanca, o una cena típica marroquí con espectáculo.



TransAtlas-Sahara
 


TransAtlas-Sahara



Miles de gracias por todo Mohamed, por tu dedicación, tu hospitalidad y disposición, próximamente visitaremos tu país y contaremos con tu ayuda. Al resto os aconsejo que visitéis este maravilloso país tan enriquecedor, al que volveréis seguro si es Mohamed quien organiza vuestro viaje.



TransAtlas-Sahara


 
Y vosotros, ¿conocéis Marrakech?, ¿os gusta contratar guías para vuestros viajes?.
 
 
Hasta pronto, ¡no dejéis de sonreír!

lunes, 25 de noviembre de 2013

mimosa&estraza


De cara a las navidades estoy segura de que esta entrada os va a interesar a todos los que os gusta sorprender y sacar una sonrisa cuando hacéis un regalo. Hoy os vengo hablar de una tienda online de preciosos artículos de decoración, complementos y envoltorios para que nuestros regalos sean únicos y especiales: mimosa&estraza.

mimosa&estraza

Desde que lanzaron sus "envoltorios para regalos" me pareció una idea muy original pero a la vez muy práctica. No sé a vosotras, pero no me gustan nada los sobres y papeles de regalo que te dan en las grandes superficies, muchas veces cuando ves el envoltorio ya puedes suponer si será un libro, unos pendientes o una camisa. Mimosa&estraza nos permite sorprender y crear ilusión desde el momento en que nos disponemos a comprar cualquiera de sus múltiples ideas que muchas veces son traídas desde cualquier rincón del mundo.


mimosa&estraza

mimosa&estraza
 
 Pero como os decía, esta tienda online no es sólo envoltorios, fijaos en sus complementos e ideas de decoración.


mimosa&estraza

mimosa&estraza

mimosa&estraza

mimosa&estraza

Esta entrada la hago con especial cariño, conozco indirectamente a una de las creadoras y teniendo una hermana tan especial estoy segura de que ella no puede ser menos, y las ideas que tiene entre manos tampoco. Siendo su lema "porque si puede hacerse más bonito, ¿por qué no hacerlo?", lograrán hacer de nuestras navidades y de nuestros futuros regalos recuerdos llenos de sonrisas y de encanto. 


mimosa&estraza

mimosa&estraza

mimosa&estraza

 
Ya estoy deseando ver qué nuevos productos nos traen para Navidad, hasta entonces por si algún rey mago anda suelto por aquí, estos son mis preferidos.


mimosa&estraza

mimosa&estraza
 
 
Y vosotros, ¿conocíais mimosa&estraza?, ¿os gusta envolver vuestros regalos de forma especial?, ¿soléis comprar a menudo en tiendas online?.
 
Hasta pronto, ¡no dejéis de sonreir!


viernes, 22 de noviembre de 2013

París: parte 2


¡Hola a todos!


Ahora sí vamos con lo verdaderamente importante del viaje: qué ver en París.

Antes de nada os daré un consejo a los menores de 25 años: no olvidéis enseñar vuestro carnet de identidad en cada visita, para ciudadanos europeos que no hayan cumplido los 26 la entrada a todos los monumentos es gratuita, excepto la Ópera Garnier y subir a la Torre Eiffel. Para los mayores de 25 una muy buena opción es comprar la Museum Pass, con la que tienes acceso a los museos y monumentos más importantes de Paris (excepto las Torres de Notre Dame, la Santa Capilla y la Conserjería), y lo más importante, sin esperar colas para entrar que en algunos casos pueden ser de hasta dos horas.


Torre Eiffel

Es bonita desde los Campos de Marte, desde Trocadero, por la noche, por la mañana, desde Notre Dame, desde el Sena... mi recomendación es que dediquéis tiempo bajando desde Trocadero o desde Los Campos de Marte, admirándola desde todos sus ángulos y haciendo mil fotos. A fin de evitar esperas es mejor que compréis las entradas con antelación en su página web, sobre todo en invierno agradeceréis no tener que esperar colas.

 



Notre Dame

Imprescindible subir a las torres, las vistas de París desde arriba son impresionantes, y ver las gárgolas tan de cerca os gustará si habéis visto la película de Disney del Jorobado de Notre Dame. Para evitar esperas es mejor ir a primera hora, abren a las 10.
 
 
 
 
 
La Santa Capilla

A pesar de que mucha gente no la conoce es una maravilla, las vidrieras que la conforman te hacen imaginártela como una pequeña cajita de cristal, delicada a la vez que magnífica.





Los Jardines de Luxemburgo

Recomiendo encarecidamente pasear aunque sólo sea un cuarto de hora por este parque, elegante y cuidado como todo París. ¿Lo mejor? sentarse a descansar en una de sus hamacas.


 

 
El Panteón

En la cripta están enterrados hombres y mujeres ilustres de la historia de Francia: Marie Curie, Víctor Hugo, Emilio Zola y Voltaire entre otros. Personalmente me sentí insignificante rodeada de todos esos personajes que poco a poco fueron cambiando el mundo.

 
 
 
Los Inválidos

A pesar de que Napoleón lo planteó como un lugar de retiro de los soldados heridos, actualmente alberga el museo del ejército y los restos de Napoleón.



Sagrado Corazón

Por sus vistas, la grandiosidad de su cúpula y la magia que se respira os encantará el Sagrado Corazón. Después de bajarse en la parada de metro de Anvers, hay que dirigirse hacia el funicular para subir (incluido en el billete de metro). Además para los amantes de Amelie, entre los que me incluyo, perderse por Monmartre es obligatorio.



El Arco del Triunfo

Definitivamente recomiendo visitarlo de noche, para ver una imagen distinta y sorprendente de la ciudad.



 
Museos:

Aquí seguro que va a haber diversidad de opiniones. Están los que cuando visitan una ciudad prefieren perderse por sus calles, y los que prefieren sacar un ratito para visitar los museos. En mi caso me gusta visitarlos pero siempre teniendo claro cuáles son las obras que quiero admirar. Eso sí debéis reconocerme que estando en París se debe sacar un ratito para visitar al menos el Louvre.

El Louvre es un gigante inabarcable, las obras se suceden una detrás de otra sin que veas el fin. Desde mi humilde punto de vista está muy mal organizado porque es difícil encontrar la obra que quieres ver. Os recomiendo que cojáis una audioguía (cuesta 5€) que dispone de gps para encontrar lo que buscáis y os explica de forma muy clara no sólo las obras, sino las diferentes salas por las que pasáis. Imprescindible no perderse las colecciones de Egipto y Mesopotamia, la Escultura Griega y Romana (principalmente la Venus de Milo y la Victoria Alada de Samotrace), las Bodas de Caná. la Virgen de la Roca y por supuesto la Gioconda.


 

Por otro lado el Museo D´Orsay es el gran desconocido que merece la pena visitar no sólo por sus obras, sino por la antigua estación donde está ubicado. Es todo un regalo admirar las obras de Monet, Cezanne, Renoir o Van Gogh rodeados de tanta tranquilidad y belleza.

 

Navidad

Si vuestro viaje es entre noviembre y principios de enero estáis de enhorabuena, la ciudad más elegante del mundo se engalana con miles de luces y preciosos escaparates. No os olvidéis de visitar las Galerías Lafayette, su árbol central con la cúpula y los escaparates son preciosos.

 
 


Después de todos estos "imprescindibles" lo mejor es perderse, ver el Puente de Alejandro III, la Plaza de la Concordia, los Campos Elíseos, el Arco del Carrusel, la Plaza de los Pintores, el Moulin Rouge, la Madeleine, las Tullerías y admirar la elegancia y la soberbia de la ciudad de la luz.




 
Y vosotros, ¿habéis visitado París?, ¿qué otros lugares nos recomendáis?, ¿os gusta visitar museos o preferís dedicar vuestro tiempo a otras visitas?.

Hasta pronto, ¡no dejéis de sonreír!


París: parte 1



Un viaje empieza desde el mismo momento en que comenzamos a organizarlo, recurriendo a mil fuentes para empaparnos del lugar a donde vamos. En mi caso no suelo tirar de guías de viaje o de páginas web de turismo porque me parecen impersonales, frías y poco útiles, por eso recurro principalmente a blogs donde poder informarme sobre experiencias reales de dónde comer, y de qué vale realmente la pena conocer. Posiblemente a algunos de vosotros os pase lo mismo, por lo que aquí va mi pequeña aportación por si alguien está pensando en conocer la capital francesa.
 
 
Vista de París desde Notre Dâme
 
 
Alojamiento
 
En París las distancias son largas y la mayoría de las veces para desplazarse hay que usar transporte público, por lo que la mejor opción es elegir un hotel o apartamento relativamente periférico, pero cerca de una parada de metro. En nuestro caso nos alojamos en el Hotel Sofía, situado en el barrio de Monmartre y cerca de las paradas de metro de Anvers y Barbès Rochechouart. Buena relación calidad-precio, adecuado para turistas y limpio. Eso sí, abstenerse celíacos e intolerantes a la lactosa ya que no te adaptan el desayuno, que consiste en un croissant, un trozo de pan, mantequilla, mermelada, Nutella, un yogurt, fruta, zumo de naranja y café o té.
 

 
 
 
Comida
 
"Paris es muy caro", "en París olvídate de comer bien por menos de 20€", "en París te arruinas". Es cierto, París es muy caro, una cerveza fácilmente puede costar 8€, pero se puede comer bien sin que se resienta demasiado el bolsillo.
 
En el Barrio Latino se come bien, barato y con gran variedad de platos donde elegir. Es cierto que te puedes llegar a sentir un poco agobiado con los camareros persiguiéndote para que te elijas una mesa de su restaurante, pero merece la pena emplear un poco de tiempo en buscar un restaurante donde tomar una sopa calentita. En Le Bistrot 30 (30, Rue St-Séverin) hay menús desde 10€, con cinco primeros y cinco segundos para elegir, además del postre. La comida es buena, y la única pega que pondría es que son algo lentos.
 
Si la hora de la comida os pilla conociendo los alrededores de La Sorbona no dudéis en buscar algo para comer por allí, es zona de universitarios y ellos sí saben donde se come bien, te atienden rápido y es económico. 
 
Otra muy buena opción a tener en cuenta si vais en noviembre o diciembre son los mercadillos navideños, donde además de pasar un buen rato podéis comer algo rápido para seguir visitando París, que al fin y al cabo de eso se trata.
 
¡Y no debéis volver de París sin probar sus maravillosos creps!, ¡maravillosos!.
 
 
 
 
 
En otro post os explicaré lo verdaderamente importante del viaje, qué visitar. París es una ciudad preciosa, elegante y con miles de cosas para ver.
 
 
Y vosotros, ¿os ayudáis de blogs para preparar vuestros viajes?, ¿os gusta conocer la gastronomía de cada lugar o preferís comer algo rápido para aprovechar el tiempo al máximo?, ¿conocéis sitios donde comer o alojarse en París?.
 
Hasta pronto, ¡no dejéis de sonreír!
 
 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

¿Comenzamos?

 
Os presento mi blog, un rinconcito donde plasmar las cosas que nos hacen sonreír: el desayuno de los domingos, abrigarte para dar un paseo en invierno, leer un libro en la playa, el olor a comida casera o una charla con amigos que se alarga hasta la madrugada.
 
 
 
 

Me gusta diseñar sonrisas... y parece ser que ahora también planearlas.
 
¿Comenzamos?